91 640 85 97

678 41 00 38 

marisa@centrogaros.es

MADRID

Vaguada del Arcipreste 2 Bis, 28220 Majadahonda, Madrid

Autobús 652 

Desde Moncloa

parada - Laguna vieja 

MENORCA

Carrer del Bisbe Sever, 1C

07703 Mahon, Islas Baleares

Terapias presenciales y por videoconferencia 

  • White Facebook Icon
  • Blanco Icono LinkedIn
  • White Instagram Icon

© 2018  - Gabinete de Psicología  Garos

Testimonios

Perdí 23 Kilos en 5 meses gracias a la Hipnosis y a la Banda Gástrica Virtual.

 

Me llamo Joana y tengo 58 años, la mayor parte de mi vida no he tenido sobrepeso, me he mantenido casi siempre en mi peso con tendencia a ganar 2-3 kilos según la temporada de año pero nada más, hasta que cumplí los 50.

A mis 50 años pase por 3 cosas muy potentes, un divorcio largo traumático y difícil que me dejo hecha polvo, la Menopausia, en mi caso no fue muy dura, pero si es un cambio importante.

Y deje de fumar, con Hipnosis ( no con Marisa, todavía no la conocía) me fue bien porque no he vuelto a fumar…..pero pase a calmar la ansiedad con comida en lugar de tabaco, y en un pis pas casi sin darme cuenta empecé a engordar y a comer de forma desordenada y muy mal, no podía parar, cuanto más comía mas ansiedad , llego un momento en que solo pensaba en comida, y cuando me di cuenta la comida controlaba mi vida y no yo a ella.​

Esta situación me llevo a sentirme fatal conmigo misma, no me gustaba lo que veía de mi misma pero tampoco sabía cómo pararlo, trate una vez de hacer dieta y fue peor, adelgace, sí, pero volví a engordar en cuento lo deje.

Entonces supe que tenía que hacer algo, y empezó a rondar en mi cabeza la idea de la hipnosis, si funciono con el tabaco…porque no con la comida? Pero, donde encuentro yo un buen profesional? A estas alturas me quedaba claro que cualquier método que eligiese pasaba por controlar la ansiedad, Como lo hacía ¿Dónde encontraría alguien que me mereciese la suficiente confianza para intentarlo?

De repente un día, sin buscarlo, la vida me trajo a Marisa, un amigo de un amigo que conoce a la prima de no sé quién le dio like a una foto de Marisa en Facebook y esa foto llego a mi muro.

Entonces supe que era con Marisa con quien debía tratar, le di vueltas al asunto, empecé a darle forma en mi cabeza, yo creo que ahí ya empezó mi proceso de cambio, y cuando tuve todo claro en mi cabeza, cuando supe que eso era lo que yo quería y que lo iba a intentar dando el 100 % de mi misma, entonces llame a Marisa,

A partir de ahí todo fue rodado, Marisa es encantadora, me lo puso todo fácil no tengo más que cosas buenas que contar de ella, saber que esta allí acompañándome en todo el proceso fue muy importante  para mí.

En cuanto al hecho en sí de adelgazar…no hay mucho misterio, básicamente seguir con las indicaciones de Marisa, seguir sus consejos, ser constante, y poco a poco la transformación ha venido sola.

De eso hace ahora 5 meses, o 23 kilos (que son los que llevo perdidos). Desgraciadamente, tuve que dejar las sesiones con Marisa, llego el verano, mi trabajo es agobiante, y sobretodo, ahora mismo no me lo puedo permitir, mi empresa no va bien y seguramente en un par de meses voy a perder mi trabajo tengo que mirar muy bien como gasto mi escaso dinero, y curiosamente ahí es donde viene a mejor parte de toda esta historia, porque perder peso está muy bien sí , pero aun esta mejor perder la ansiedad, y esa paz y esa calma que me ha dado Marisa con la hipnosis , me ayuda a vivir ese momento traumático de mi vida de una forma que jamás pensé, simplemente no me agobio, dejo que pase lo que tenga que pasar y me puedo centrar en ver con optimismo, en centrarme en lo bueno y dejar a un lado lo malo, y esto es guay ¡!!!!!!

Por supuesto el haber tenido que dejar las sesiones tan pronto, ha hecho que ponga aún más interés en el la hipnosis, sigo escuchando los audios casi a diario, y pongo todo mi empeño en que esto funcione PARA SIEMPRE , ahora disfruto y saboreo la comida, no paso hambre y mi cuerpo se siente más fuerte y más en forma que nunca, he añadido un poco de actividad física a mi vida, suelo andar casi a diario 45 minutos, y si algún día como más de lo que debiera o como alguna cosa que no es lo más sano…..tampoco pasa nada, sé que es una excepción, y que mañana volveré a mi rutina y a comer bien, como dice Marisa no hay prohibición, no hay culpa, es simplemente una elección por convicción.

Empecé hace 5 meses con 89.1 kilos y hoy estoy en 66.8, que más puedo pedir? Me siento estupenda ¡!!!!

Joana 58 años
Hipnosis para perder peso
Banda Gástrica Virtual
 
Loreto
Apoyo en divorcio y baja autoestima 
Te da las herramientas que necesitas para ver con claridad el camino que debes seguir

 

Aprender a conocerte, a quererte, a sacar lo positivo de toda experiencia, a ser dueño de tu futuro, a pasar página de malas experiencia con valentía, a afrontar tus problemas sean grandes o pequeños, a vivir con alegría, a ser feliz, que en definitiva, para eso estamos en esta vida. Todo esto con cariño, mucho cariño, con determinación y una absoluta entrega y dedicación e indudable profesionalidad.

 

Esperas con ganas tu cita con ella por qué sabes que te va a reconfortar, te va sacar una sonrisa cuando lo creías imposible y te va dar justo las herramientas que necesitas para ver con claridad el camino que debes seguir para conseguir tus objetivos.

 

Así es Marisa, franca, leal, dura cuando tiene que serlo, cariñosa como no hay muchos, profesional en mayúsculas y mil cosas más que solo sabemos los que tenemos la suerte de tenerla en nuestras vidas. 

Lali 57 años
Hipnosis para dejar de fumar
Hace que algo tan difícil sea llevadero.
Me siento libre.

 

Soy Lali, tengo 57 años,  llevo toda la vida fumando,  desde los 15 años .

Fumaba 8 cigarrillos al día y cuando salía con amigos muchísimo más. Decidí dejar de fumar porque me puse mala, y esto fue un factor decisivo aunque llevaba mucho tiempo con la idea en la cabeza.

 

Conocí a amigos que habían ido a ver a Marisa y he dejado de fumar por fin con esta terapia de hipnosis

Marisa es un amor, hace que algo tan difícil sea llevadero, llevo un mes y medio y estoy feliz. Me siento libre.

Desde los 15 años fumando. No he vuelto a fumar, exactamente llevo 6 meses, me quito totalmente la ansiedad

En primavera a través de una amiga decidí dejar de fumar me hablo de la hipnosis y me dio el contacto de Marisa , sin dudar me puse en contacto con ella y el día 1 de junio tuve mi primera cita, fue una experiencia relajarte y con ella fue muy fácil por que te hace sentir muy bien , yo no creía mucho en estos tratamientos pero tengo q decir q después de las sesiones no he vuelto a fumar, exactamente llevo 6 meses , me quito totalmente la ansiedad

Teresa 53 años
Hipnosis para dejar de fumar
Claudia 15 años
Hipnosis para adelgazar
He conseguido adelgazar hasta 15 kg

 

Para mi trabajar con Marisa ha sido como un milagro ya que llevo toda la vida en dietistas y no había conseguido adelgazar pero ha sido trabajar con Marisa y poder cumplir muchas metas ya que he conseguido adelgazar hasta 15 kg!

 

Además Marisa no es la típica doctora que solo esta contigo en la consulta sino que esta contigo 24 hora y la tienes para todo. En fin muchas gracias por ayudarme a alcanzar poco a poco mis metas y estar a mi disposición durante todo el proceso.

Es una terapia muy potente pero eficaz y, sobretodo, con resultados a corto plazo.

Me llamo Núria MP, soy isleña y tenía pánico a volar. En mi caso tenía el agravante que me daban crisis de vértigo cada vez que cogía un avión que me dejaban postrada en una cama durante un mes.

Estuve años vagando entre otorrinos, neurólogos, osteópatas, quiroprácticos y nadie me supo ayudar ni diagnosticar hasta que contacté con Marisa.

Recuerdo que lo primero que me dijo es que conseguiría superar el miedo a volar y que lo más importante para que la terapia funcionara era creer y confiar plenamente la una en la otra, como en una relación de amor.Y así fue. Me sometí a varias sesiones de brainspotting (la primera con mucho miedo ante lo desconocido), y fue impresionante. No podría explicar con palabras todo lo que sentí pero era increíble cómo me transportaba a mis malas experiencias, en cuerpo y mente.

 

Gracias a la terapia, a Marisa y a mi fuerza (eso es muy importante) conseguí volver a subirme en avión y sin que me dieran las crisis de vértigo (recuerdo que hasta me acompañó al aeropuerto en mi primer vuelo durante la terapia) Ahora he vuelto a viajar, a quitarme esas frustraciones y miedos que me limitaban y no me dejaban ser feliz. Os lo recomiendo al 100%, es una terapia muy potente pero eficaz y, sobretodo, con resultados a corto plazo (cuando uno está mal lo que quiere es ponerse bien lo más rápido posible). Gracias de todo corazón Marisa.

Nuria MP.
Miedo a volar
Sofía
Terapia
Me sentía una mujer incompleta pero apuestas por la terapia y empiezas a soltar lastres y a ver La Luz! 

El motivo era que me diagnosticaron menopausia con 41 años, y no tenía hijos ni pareja y lo vivía como si fuera una mujer incompleta. Para mí la terapia ha sido un antes y un después en mi vida.... un salvavidas a tanto peso q me hundía!!!

 

Marisa me ha ayudado a comprender y entender sensaciones que me angustiaban y entristecían... pensaba que nadie me puede ayudar a calmar esos tormentos que me impiden llevar una relación de pareja, laboral o familiar  pero de repente apuestas por la terapia y empiezas a soltar lastres y a ver La Luz!

 

Es el mejor dinero invertido!!! Es Salud mental, paz y bienestar

Me proporcionó muchas herramientas para gestionar mis cambios en la relación conmigo y con los demás. 

Llegué a la consulta de Marisa porque una amiga me la recomendó...

En ese momento en mi vida casi todo iba mal. Estaba en guerra en todos los frentes, en lo afectivo, en lo profesional...y lo peor es que ese constante estado de alerta, de dolor y tristeza se estaba volviendo algo habitual y crónico. No salía del "bucle"! Sobrepasada y exhausta y sin saber qué hacer para salir de ello. Las dos primeras sesiones fueron un poco desconcertantes...yo obedientemente hacia todos los "deberes" que Marisa me ponía delante pero no veía mucho cambio...hasta que la terapia tomó forma a partir de la tercera sesión. Sólo puedo agradecer de corazón la ayuda que me prestó Marisa y por eso quiero dejar aquí mi testimonio!  

 

Me gustaría destacar, como de manera cariñosa, pero asertiva, sin invadirme, ni empujarme, me dirigió hacia diversas encrucijadas. Llegados a ese punto había que decidir...pero lo importante de las decisiones era que me pusieron en las narices una realidad sorprendente! Estaba peleando a muerte por cosas que en realidad no quería.

 

Me proporcionó muchas herramientas para gestionar mis cambios en la relación conmigo misma para empezar y en mis relaciones con los demás. Y cuando vió que estaba lista me dijo "te doy el alta" y era cierto en muchos más aspectos de los que "a priori" me habían llevado a su consulta.

 

Marisa es una profesional entregada, cercana y accesible, que no busca generar dependencias en sus pacientes sino todo lo contrario, que estés preparado para caminar solo.

 

Gracias Marisa por tu cariño y profesionalidad! Yo te recomiendo y te recomendaré siempre.

Luisa C.
Terapia
Marga P. 
Hipnosis para dejar de fumar
Un remedio “fácil” a la adicción
¡Llevo 5 meses sin fumar! 

Dejar de fumar mediante hipnosis es un remedio “fácil” a la adicción.

Dejas que otro, un profesional, plante una semilla que te sugestiona a dejar de fumar.

 

Era algo escéptica, incluso unos días después de la sesión de hipnosis. Yo no había sido hipnotizada. Yo lo estaba pasando mal, mi cuerpo me pedía fumar. Pero a los pocos días dejé de sentir la necesidad física y vi que la necesidad mental tampoco existía.

 

¡Llevo 5 meses sin fumar! Con Marisa ha funcionado.

 

Además, le planteé una condición para dejar de fumar, la respetó y encima me ayudó a mantenerla. No es solo una gran profesional, también es una gran persona. 

A veces el motivo de consulta es otro ... “sanando crisis “ 

Quiero compartir con vosotros la experiencia de conocer a Marisa.. .

Fui para dejar de fumar y al final me trato de una crisis que no tenia nada que ver con el tabaco, me ayudo a superar una situación que yo no era capaz de controlar y me cambió la vida.

 

Solo tengo buenas palabras hacia ella y agradecimiento. Es una persona cálida y cercana y no te importa abrirle tu corazón y tu mente.

Fue un acierto, la recomiendo vivamente

Luz G. T
Hipnosis para dejar de fumar
Thais 54 años
Terapia
Tanía depresión y ansiedad e incluso llégue a intentar suicidarme

Cuando he necesitado terapia no he dudado un segundo en que tenía que hacerlo con Marisa, el ejemplo más claro fue ver la evolución en el comportamiento de mi hija adolescente después de unos meses de terapia con ella.

 

Estoy emocionada en seguir probando sus nuevas terapias, da mucha confianza ponerse en manos de alguien que no para de formarse para ofrecer lo mejor. Gracias Marisa

Tenía depresión y ansiedad e incluso llégue a intentar suicidarme

Cuando he necesitado terapia no he dudado un segundo en que tenía que hacerlo con Marisa, el ejemplo más claro fue ver la evolución en el comportamiento de mi hija adolescente después de unos meses de terapia con ella.

 

Estoy emocionada en seguir probando sus nuevas terapias, da mucha confianza ponerse en manos de alguien que no para de formarse para ofrecer lo mejor. Gracias Marisa

Mi nueva vivencia con la comida
 “No conseguía adelgazar con ningún nutricionista”

Hola, mi nombre es T.P.S, tengo 44 años, quiero dar mi testimonio aunque todavía me queda mucho por hacer.

 

He hecho muchas dietas en mi vida pero no sirvieron, siempre con nutricionistas, porque tampoco hay que jugar con la salud, ya llevo unos años que no bajaba nada, así que me desanimé y pase de todo, hasta que fui a cenar con unas amigas y una de ellas ya lo había hecho y le fue genial, me explicó un poco la experiencia y me animé a probar.

 

Estoy encantada voy perdiendo un kilo y pico cada semana, sin pasar hambre ya he perdido 10 kg en 8 semanas, sobretodo he perdido la ansiedad por comer, ahora sólo me apetecen cosas sanas y naturales.

 

Yo tenía miedo de las comidas familiares en Navidad, ya que son días que hay mucha comida en la mesa y esto me agobiaba un poco, pero estuve hablando con Marisa y me quito todos mis miedos en un momento.  

 

Después la gente te insiste que un día de saltarte la dieta no pasa nada, pero esto es distinto, simplemente no tienes hambre.

 

Marisa siempre está pendiente de nosotras por watssap, esto ayuda a escoger lo mejor, sobretodo al principio, cuando vas adaptándote  a los buenos hábitos.

Además Marisa es psicóloga, y te ayuda si tienes algún problema.

 

Ahora he llevado a mi hija, para que también la ayude primero como psicóloga y luego en la ansiedad por comer.

 

Esta es mi experiencia hasta ahora, porque todavía estoy en proceso de mi largo camino.

 

Muchas gracias Marisa

Tere 44 años
Hipnosis para adelgazar
Maribel
Terapia
Encontré CALMA y PAZ en mi  corazón.
Ese cinturón que no me dejaba respirar ni gritar, fue cediendo y al final se rompió.

Yo no quería ir, no no no. Para que me convencieran de algo? ... Para que me dijeran bla bla bla?... Para que me insistieran «no es culpa tuya»? ... La verdad, creo q fui porque una amiga me insistió tanto q no la quería fallar también a ella...

 

Mi terapia, ¿como fue? Pasé ratitos de miedo, angustia, ansiedad, rabia vergüenza, tristeza, dolor, mucho dolor... un inicio HORRIBLE. Pero nadie me juzgó. Recibí abrazos, cariño y compresión. Y tambien sentí, en el sentido menos literal por favor... «algún  tortazo en la cara», que me hizo espabilar.

 

Sin duda alguna... me gustan las cositas claras. Contamos algun cuento, recordamos anécdotas e hicimos algunas tareas que parecían estar fuera de la «terapia formal» pero te ibas a casa pensando.

 

Marisa no te dice «lo que tienes q pensar, lo que tienes que decir, lo que tienes que hacer...Marisa sembró en mi pequeñas semillas. Con el tiempo, se abría la mente, despejaban las nubes, salia el sol y sentías esos rayitos de luz dar calor en tu cara.

 

Los sentimientos fueron cambiando, me reía, comprendia, podía pensar y razonar. Encontré CALMA y PAZ en mi  corazón. Ese cinturón que llevaba puesto qe no me dejaba respirar ni gritar, fue cediendo, al final se rompió.

 

Me conocí a mi misma. Lejos de ser perfecta... soy ÚNICA, buena, luchadora, valiente, respetuosa, trabajadora, vivo con ilusión y fantasía.

 

Casi DIARIAMENTE me sigo acordando de Marisa, cuando algo me sale bien o me sale mal, cuando alguien me sonríe, cuando estoy triste, cuando lloro de felicidad, cuando tengo que decirle un «no» a alguien,  cuando me miro en un espejo, cuando pienso quien quiero ser, cuando tomo decisiones, cuando quiero ser perfecta y digo ¡A la mierda! y lo dejo a medias para sentir que NO PASA NADA SI FALLAS, incluso al revés...Te llevas un achuchon de más.

 

Marisa, nunca olvidaré lo q hiciste por mi, lo q hiciste conmigo, con mi alma... Por cierto... tengo ganas de volver a verte.❤

Dejar de Fumar y más… ​

Mi experiencia con Marisa está siendo la siguiente: Contacté con ella porque una amiga había hecho la hipnosis para dejar de fumar y le había funcionado muy bien. Ya en la primera toma de contacto, a penas media hora hablando con ella supe que cualquier terapia que pudiera hacer con ella funcionaría...

 

Con lo dejar de fumar estamos en ello, no nos engañemos, uno tiene que estar preparado, ella te acompaña amorosamente, pero deber hacerlo tú mismo. De todo lo demás recuerdo sus palabras de "nos tenemos que enamorar" para que la terapia que hemos empezado funcione... Y es casi imposible no enamorarse de ella.

Recomiendo totalmente terapia con Marisa, conoce qué puede servirte y ayudarte para solucionar aquello para lo que acudiste a ella, todo desde el amor, que es lo que cura todo!!

Belen Ch.
Hipnosis para dejar de fumar
J. A. G.
Terapia de  Sexualidad:
Impotencia y timidez
Tanía depresión y ansiedad e incluso llégue a intentar suicidarme

Cuando he necesitado terapia no he dudado un segundo en que tenía que hacerlo con Marisa, el ejemplo más claro fue ver la evolución en el comportamiento de mi hija adolescente después de unos meses de terapia con ella.

 

Estoy emocionada en seguir probando sus nuevas terapias, da mucha confianza ponerse en manos de alguien que no para de formarse para ofrecer lo mejor. Gracias Marisa

He conseguido confianza en mi mismo, en mi relación con la sexualidad y en la manera en la que me relaciono con la gente.

El otro día me acordaba de Marisa, porque me he echado una novia, y resulta que es psicóloga. Es a la única persona a la que le he contado que fui a terapia (que no sea mi madre claro) y estuvimos hablando sobre el tema y le conté todo lo que me habia ayudado.

La verdad es que creo que nunca seré capaz de agradecerle a Marisa todo lo que hizo por mí.

 

He conocido a una chica increíble, terminé mi carrera, trabajo en una agencia de viajes… toda la confianza que tengo en mi mismo ahora, mi relación con la sexualidad , la manera en la que me relaciono con la gente… no se… un montón de cosas que he logrado cambiar y aprender gracias en gran medida a su trabajo! 

Y aunque haya pasado ya un tiempo desde la terapia lo sigo teniendo muy presente, y no se me olvida! 

Gracias por todo otra vez, 

La ansiedad pasó a la historia y mi vida cambió radicalmente. Mi familia no podía creerse el cambio que yo estaba experimentando

Había probado varias terapias sin éxito. Esta ansiedad, que se prolongó durante tanto tiempo, me provocaba cierta depresión y un ánimo continuamente decaído. Cada vez se me hacía más complicado seguir adelante. Además llegó un momento en el que dejé la medicación que me recetó el psiquiatra (ansiolíticos, antidepresivos) ya que me provocaban muchos efectos secundarios (considerable aumento de peso, pérdida de memoria, …) y tampoco era efectiva en mi tratamiento. En definitiva, era una persona bastante triste, con pocas ganas de vivir y que vivía continuamente con miedo a los síntomas que me provocaba la ansiedad.

 

La última terapia que había probado para tratar de solucionar mi ansiedad acabó después de 3 meses sin ninguna mejoría y con una psicóloga diciéndome que ella no podía hacer nada para tratar mi problema, que lo veía imposible. Esto me dejó más hundido aún. Lo comenté con mi psiquiatra el cual me recomendó ir a la consulta de Marisa.

 

Después de la última experiencia que había tenido con la anterior psicóloga me tomé la recomendación con bastante escepticismo y en principio decidí no ir. Pasaron varios meses en los que mi situación cada vez se hacía más insostenible así que decidí ir a la consulta de Marisa. No esperaba nada diferente a lo que ya había vivido en otras terapias, pero mi nivel de ansiedad y depresión era muy elevado y mi vida era un auténtico infierno.  

 

En la primera consulta, y después de contarle cuales eran los problemas que me habían llevado hasta allí, me dijo que mi problema estaba muy claro y que lo íbamos a solucionar todo bastante rápido y de forma muy fácil. Sinceramente, no me lo creí, pero continué con la terapia a la semana siguiente. Ese primer día me pidió que la escribiese un correo con, entre otras cosas, los objetivos que buscaba en la terapia que acababa de comenzar. Lo que escribí fue lo más parecido a una carta a los Reyes Magos, puestos a pedir, y siendo gratis, incluí todo lo que se me ocurrió (sin la más mínima esperanza de que se cumpliese ninguno de ellos, con tratar de mejorar mi ansiedad me parecía más que suficiente).  

 

A partir de la segunda consulta mi ansiedad comenzó a mejorar de forma considerable. Marisa me explicó cuales eran las causas que lo provocaban y como el comportamiento que yo tenía ante la ansiedad empeoraba los síntomas.

 

Al poco tiempo, y casi sin darme cuenta, la ansiedad se había reducido de forma espectacular. Marisa había sido capaz de hacerme entender las verdaderas causas de la misma y me proporcionó las herramientas para poder enfrentarme a los problemas y situaciones difíciles sin miedo, sin huir y sin que la ansiedad condicionara mi vida.

 

A los dos meses de comenzar la terapia la ansiedad prácticamente había pasado a la historia y mi vida había cambiado radicalmente. Mi familia no podía creerse el cambio que yo estaba experimentando. Empecé a disfrutar de muchas cosas que había abandonado debido a la ansiedad.  

 

Pero Marisa no sólo se quedó aquí, siguió trabajando en conseguir el resto de objetivos terapéuticos que yo había escrito. Yo disfrutaba de cada sesión con ella ya que siempre aprendía algo nuevo y me mostraba las claves para superar todo aquello que me surgía en el día a día y que no me permitía ser feliz.

 

Después de seis meses dimos la terapia por finalizada. El cambio en mi vida durante ese tiempo fue radical en todos los sentidos, era una persona completamente nueva, recuperé la ilusión por vivir, era capaz de ser feliz, capaz de enfrentarme a las adversidades sin que afectasen a mi estado de ánimo, mejoró mi autoestima y, en definitiva, comencé de nuevo a disfrutar de la vida.    

 

Marisa ha sido una de las personas que más positivamente ha influido en mi vida. Me ha enseñado a saber ser feliz. Ahora muchas veces me acuerdo de lo que me fue enseñando. Cada vez que surge un problema, una adversidad o algo que perturba la tranquilidad soy capaz de afrontarlo con serenidad y calma.

 

Como le dije a ella el último día de la terapia: “Que pena no haberte conocido antes!!! Creo que nunca la podré agradecer toda la ayuda que me ha prestado.

Rafa E.
Terapia
Lara 41 años
Terapia
Tanía depresión y ansiedad e incluso llégue a intentar suicidarme

Cuando he necesitado terapia no he dudado un segundo en que tenía que hacerlo con Marisa, el ejemplo más claro fue ver la evolución en el comportamiento de mi hija adolescente después de unos meses de terapia con ella.

 

Estoy emocionada en seguir probando sus nuevas terapias, da mucha confianza ponerse en manos de alguien que no para de formarse para ofrecer lo mejor. Gracias Marisa

Mi vida ha cambiado

Quiero compartir con vosotros este mensaje de agradecimiento a mi terapeuta, ella es única : 

Querida Marisa: aunque es duro decirlo empecé con pocas expectativas de cambio pero con mi trabajo personal y tú sabiduría y apoyo incondicional mi vida ha cambiado. Gracias por tu paciencia , gracias por tu disponibilidad , gracias por tu sabiduría , gracias por enseñarme que el camino es duro pero que las recompensas llegan, gracias por sostenerme en el dolor, gracias por enseñarme a cuidarme y entender los procesos de la mente, gracias y mil gracias por ayudarme a sanar y a seguir mirando de frente la vida con alegría y amor.

Funcionó. Adelgacé. Pero en realidad, eso era lo menos importante. Lo que de verdad me ha ayudado ha sido el dejar de sufrir. 

Conocí a Marisa hace ya tres años, en unas jornadas en la Universidad. En su ponencia, explicaba por qué las dietas no funcionan, cuáles eran los mecanismos psicológicos de compensación, en qué consistía el tratamiento con banda gástrica… Me entusiasmé. Pensé que podría ser una solución para mí, que desde los quince años he ido acumulando (y sufriendo) trastornos de alimentación. A los cincuenta, había conseguido controlar los problemas “grandes”, pero no los “pequeños”, y conseguía mantenerme en peso (siempre con tendencia al alza) en una inestable ecuación de atracones y abstinencias.

Dos meses después, decidí llamarla. He de confesar que a escondidas. No se lo dije a nadie, ni siquiera a mi pareja, ni a mi mejor amiga. Sentía vergüenza. Nunca había hablado de ello. Con nadie. Por vergüenza. Me avergonzaba la falta de control. La incapacidad de mantener el peso. Los atracones (que durante algunos años habían estado controlados y ese año, de nuevo, habían reaparecido). Vergüenza, sí. Y, naturalmente, ocultación del problema.

Llegué a nuestra primera cita ilusionada y cargada de expectativas. Comencé a exponerle mi caso… y en menos de cinco minutos estaba, para mi propia sorpresa, llorando como una Magdalena, contándole lo más profundo de mí, de mi problema, de mis problemas, lo que jamás le había contado absolutamente a nadie. Fue una catarsis. Y ahí empezó todo. Y en cierto sentido, acabó todo, porque, tras el paso inicial (reconocer ante ti misma que tienes un problema) y el segundo paso (reconocer ante otro que tienes un problema), el tercer paso no fue más que seguir la “receta” propuesta.

Y la receta fue bastante sencilla. No me asustaba la hipnosis porque conocía bastante sus usos en terapia y en medicina y me parecía muy interesante. Para el que le preocupe, ahí va mi experiencia: es una relajación profundísima y tu estado es de “hiperconciencia”, por decirlo de así (aunque reconozco que alguna vez me he dormido), despiertas cuando quieres y nunca jamás haces algo que no quieras hacer (eso de que te desnudas o cacareas como una gallina pertenece al ámbito de los espectáculos televisivos, y no tiene gracia, la verdad).

Seguí al pie de la letra las instrucciones (escucha dos veces al día de las grabaciones, registro de hábitos). Y funcionó. Adelgacé. Pero en realidad, visto desde mi perspectiva actual, eso era lo menos importante. Lo que de verdad ha cambiado, lo que me ha ayudado, el gran y verdadero logro, ha sido el dejar de sufrir. No he vuelto a hacer dieta. Como de todo. Como disfrutando. Me siento en equilibrio. Cuando después de unas vacaciones la maravillosa combinación de siesta+cervecitas me hacen coger un par de kilos, no tengo nada que hacer, sencillamente, volver a mis rutinas, y tal vez, abusar un poco más de la ensalada (que te lo pide el cuerpo), y en un par de semanas, he vuelto al peso.

Mientras seguía el programa, fueron apareciendo muuuuuchas otros temas. Sentimientos, situaciones, personas, aciertos, errores, amores, divorcios, carrera profesional, decisiones óptimas y desastrosas, meteduras de pata grandes y pequeñas, en fin, las cicatrices de una vida… que decidimos, juntas, tratar, y que han puesto en orden muchos asuntos personales, a veces, muy antiguos y profundos. Pero, parafraseando a Michel Ende… “esa es otra historia y debe ser contada en otra ocasión”.

 

Gracias, Marisa. Por todo.

Nuria B.
Hipnosis para adelgazar